jueves, 29 de septiembre de 2016

8 abrazos









CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Con qué frase te quedas de estas 8 y por qué la elegiste?.
  • ¿Por qué son tan importantes los abrazos?, ¿para qué son?.
  • ¿Por qué no nos abrazamos más y más veces de lo que lo hacemos si son tan beneficiosos, tanto para el que toma la iniciativa como para quien los recibe?.
  • ¿Qué te propones hacer hoy para poner en práctica tus convicciones a este respecto?.

martes, 27 de septiembre de 2016

¿Te vale?



CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:

  • ¿Qué sucede en el vídeo?. ¿Qué actitudes muestran los manifestantes?. ¿Y los dos niños?.
  • ¿Qué mensaje transmiten los niños cuando dicen "se han olvidado de quiénes son"?.
  • ¿Qué es más importante: "la supremacía de una corriente de opinión" o "el mutuo enriquecimiento en la escucha de la opinión del otro"?. ¿En qué se ha de notar que las personas buscamos la unidad?.
  • ¿Cuál va a ser tu compromiso de hoy para mostrar más sentido de unidad con las personas con quienes hoy te relaciones?.

domingo, 25 de septiembre de 2016

El circo de la Mariposa



CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • Si "trascendencia" viene a significar "ir más allá de lo aparente, visible o tangible" ¿qué relación tiene este vídeo con este valor?. ¿Qué diferencias hay entre el circo del que procedía Will y el de la Mariposa?; ¿en cuál de los dos se miraba a Will con mirada de trascendencia?.
  • ¿Por qué Will se conformaba con aparecer ante los demás como un desecho?. ¿Qué hizo el Sr. Mendes para ayudarle a cambiar su manera de verse a sí mismo?.
  • ¿Cómo eran, qué vida llevaban los demás componentes del Circo de la Mariposa antes de ser capitaneados por el Sr. Mendes?, ¿cómo fueron trasnformando sus vidas, gracias a qué?. ¿Qué nos enseña esto?.
  • ¿Qué mirada es la que tú mismo o tú misma necesitas respecto a tu propia persona?, ¿qué realidades necesitas trascender para poder sacar todo tu potencial?. ¿Qué vas a hacer hoy para demostrar que sabes mirarte con ojos de trascendencia?.

viernes, 23 de septiembre de 2016

El jabón



CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:

  • Y tú... ¿qué contestarías a la pregunta antes de ver el vídeo?.
  • ¿Qué piensas después de haberlo visto y leído sus textos?.
  • ¿Cómo te ves a ti mismo, a ti misma?. ¿Qué realidades puedes transformar?, ¿cuántas posibilidades de cambio, de transformación podrías ennumerar?.
  • ¿Qué harás hoy en concreto para emprender algún proceso de cambio o transformación de alguna de esas realidades que quieres cambiar?.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Tolerancia



CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:

  • ¿Qué fueron haciendo cada uno de los personajes de este vídeo hasta que empezaron a enfrentarse entre ellos?. ¿Por qué iniciaron sus peleas entre ellos?.
  • ¿Qué sucedió como consecuencia de esos enfrentamientos?. ¿Qué actitudes crees que son las que llevaron a ese resultado final?.
  • ¿Qué hubiera sucedido si cada uno de los dos hubiera sido tolerante con las formas en que "el otro" expresara su adoración al sol?.
  • ¿Qué vas a hacer hoy para hacer crecer en ti el espíritu de tolerancia?.

lunes, 19 de septiembre de 2016

6 imágenes de tenacidad







CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué reflexión te haces de cada una de estas 6 frases?.
  • ¿Qué otras frases sobre "tenacidad" añadirías a éstas?. ¿Cuáles de todas ellas tienen mayor significado para ti y por qué?.
  • ¿Cuáles son los peligros, dificultades o elementos en contra hay para poder desarrollar este valor?. ¿Cómo superar esas contrapartidas?.
  • ¿A qué te vas a comprometer hoy para ser una persona más tenaz, más consistente en tu empeño?.

sábado, 17 de septiembre de 2016

7 ideas sonrientes

1- Una sonrisa no cuesta nada y produce mucho.
2- Enriquece a quienes la reciben sin empobrecer a quienes la da.
3- No dura más que un instante, pero su recuerdo a veces es eterno.
4- Nadie es tan rico que pueda pasarse sin ella, y nadie es tan pobre que no pueda enriquecer con sus beneficios.
5- Una sonrisa es descanso para los fatigados, luz para los decepcionados, alegría para los tristes y el mejor antídoto contra las preocupaciones.
6- Una sonrisa no puede comprarse, no puede obtenerse por caridad, no puede robarse ni puede ser prestada, porque una sonrisa es algo que a nadie rinde beneficio a menos que sea brindada espontánea y gratuitamente.

7- Y si, en el trato con nuestros compañeros alguien está demasiado cansado para brindar una sonrisa, regálale una de las tuyas, pues nadie necesita tanto de una sonrisa, como aquél a quien no le queda ninguna que ofrecer.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué otras frases añadirías tú a éstas en relación con la sonrisa?.
  • ¿Has intentado alguna vez pasarte el día saludando con tu sonrisa a toda persona con quien te cruzaras o encontraras?. ¿Qué sucedió, cómo te sentiste?.
  • Si no lo has intentado nunca o no con todo el mundo ¿qué crees que sucedería si te propusieras hacerlo?.
  • ¿Qué vas a hacer hoy al respecto?.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Historia de solidaridad

En días pasados viajé en mi automóvil rumbo a la frontera con Estados Unidos con la intención de ingresar a ese país por la ciudad de Nogales. Al llegar a la línea fronteriza, tal como temía me encontré una larga fila de automóviles por lo que decidí armarme de paciencia y esperar mi turno.
Estando en "modo de espera", observé que del automóvil que estaba delante mío que portaba placas de Arizona, se bajó del lado del copiloto una señora de apariencia latina, abrió la cajuela y empezó a trasladar varios objetos (envueltos en forma burda en grandes trozos de papel) al interior del asiento trasero de su carro.
Me llamó la atención esa acción porque yo acababa de hacer exactamente lo contrario, es decir para facilitar la inspección aduanal, las bolsas que traía en el asiento trasero las coloqué en el interior de la cajuela de mi automóvil, de tal forma que estuvieran fuera de la vista de propios y extraños.
Dicha persona tardó bastante en mover varias bolsas y envoltorios de papel de la cajuela al asiento trasero, toda esta acción mientras el automóvil avanzaba a vuelta de rueda y por fuera del vehículo se sentía un viento helado y caía una ligera llovizna, clíma típico de la frontera mexicano-estadunidense durante estas fechas.
Una vez que esta persona terminó de cambiar de lugar los objetos mencionados ingresó nuevamente a su vehículo pero ahora en el asiento trasero mientras el vehículo avanzaba lentamente y se detenía por largos períodos.
Cuando pasó un vendedor ambulante al lado de este automóvil ofreciendo sus productos (cacahuates garapiñados, dulces y otras golosinas), una mano asomó por la ventana del vehículo llamando al vendedor, se hizo un intercambio de palabras y apareció de nuevo esa mano portando un envoltorio de papel grande que resultó ser una chamarra para niño.
De inmediato el vendedor ambulante intentó ponerse la chamarra pero como era para un niño no le quedó, al ver esto, la persona dentro del vehículo sacó su brazo portando en sus manos un par de zapatos masculinos usados, que fueron entregados al vendedor ambulante que los recibió con una gran sonrisa y ligera expresión de sorpresa.
Haciendo malabares con sus mercancías y los objetos recibidos que mantenían sus manos ocupadas, el vendedor ambulante sacó de entre los bultos que cargaba una tira de cacahuates garapiñados y con una gran sonrisa los entregó a los ocupantes del interior del vehículo a manera de intercambio, al mismo tiempo que con la otra mano con un alto grado de dificultad sacaba un teléfono celular y hacia una llamada.
No pasaron dos minutos cuando llegó una mujer (otra vendedora ambulante), que se acercó al automóvil que delante de mí avanzaba lentamente hacia la línea fronteriza, cruzó unas palabras con el vendedor ambulante que se retiró para continuar con la venta de sus productos.
La recién llegada intercambió palabras con quienes estaban dentro del vehículo e hizo la seña del número 3 con su mano derecha, ya que la izquierda la mantenía ocupada con diversos objetos, inmediatamente recibió tres envoltorios de papel del interior del vehículo y sin abrirlos se retiró con señales de agradecimiento y sonriendo ampliamente.
El automóvil avanzó cinco metros, yo detrás de él sin perder de vista los acontecimientos ya que me encontraba en una posición privilegiada, prácticamente en primera fila de un espectáculo.
Cuando pasaron dos vendedoras ambulantes fueron llamadas por los ocupantes del vehículo para entregarles un sombrero de mujer dentro de una bolsa, una bufanda larga de color negro y otros objetos que fueron recibidos con entusiasmo y grandes muestras de agradecimiento por las vendedoras.
La escena se repitió por otras tres ocasiones, los ocupantes del vehículo regalaban bultos envueltos rudamente en forma de papel (que resultaba ser ropa usada por lo regular) o simplemente artículos al descubierto a los vendedores ambulantes, hasta que finalmente llegaron otros vendedores que no tuvieron la fortuna de los primeros porque ya no les tocó nada, pero aún así al percatarse de la acción no dudaron en obsequiar a los ocupantes del vehículo parte de sus mercancías, al mismo tiempo que charlaban amistosamente y entre sonrisas como si fueran grandes conocidos. Se podía percibir un ambiente de alegría entre vendedores ambulantes y ocupantes del vehículo, porque sonreían y de manera esporádica soltaban una carcajada.
Entonces fue que comprendí toda la acción, ese ambiente de camaradería se logró gracias a que los ocupantes del vehículo con placas de Arizona que se disponían a cruzar la frontera ingresando a Estados unidos, eran mexicanos que vivían en ese país y que se habían preparado para cruzar la frontera ingresando a México para que al regresar a territorio estadunidense pudieran obsequiar presentes (objetos usados) a los vendedores ambulantes.
Es decir, mexicanos que a pesar de vivir en otro país no olvidaron sus raíces y sobre todo que mantenían sentimientos de solidaridad con los vendedores ambulantes por ser parte de los desposeídos.
Ser testigo en primera fila de esta acción me conmovió al grado tal que me emocioné gratamente y compartí la alegría de los vendedores ambulantes que se sentían tomados en cuenta por personas desconocidas al grado de que les regalaron diversos objetos.
En un momento dado hice el intento de grabar esa acción, pero un destello de cordura me detuvo al pensar que probablemente lo tomarían a mal los buenos samaritanos, ya que estaba justo detrás de ellos y ellos podían verme de la misma forma que yo podía verlos a ellos.
Por ello sólo me dediqué a observar pensando que lo mejor sería que describiera esa escena por escrito, tal como lo estoy haciendo en estos momentos para compartirlo con otras personas acompañado de algunas reflexiones personales.
Estando de observador de esta conmovedora escena, recordé el inolvidable discurso de José Mujica el Presidente de Uruguay quien se ha convertido en símbolo mundial contra la tentación del poder y lo que éste implica por su estilo de vida austera que para algunos resulta difícil de creer.
José Mujica dijo en su último discurso en Ecuador una que encierra una gran verdad: "por más jodido que estés, tienes algo que compartir con los demás" y al recordarlo pensé que lo que estaba atestiguando en la frontera de México con Estados Unidos afirmaba la plena veracidad de esta frase, porque estos buenos samaritanos, los mexicanos ocupantes del vehículo con placas de Arizona, no se veían luciendo ropa cara o de marcas exclusivas, ni el vehículo era de modelo reciente, al contrario era de modelo atrasado y evidenciaba que necesitaba mantenimiento en varias de sus partes.
Pero al mismo tiempo también pensé que al repartir esos objetos estas personas dieron algo mucho más que objetos materiales a los vendedores ambulantes, les dieron algo más que fue precisamente lo que generó ese ambiente de alegría y camaradería.
Les dieron una sensación de apoyo, un sentimiento de esperanza, un acto de solidaridad, momentos de alegría y de compañía.
Autor: Oscar Yescas Domínguez

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué le llamó la atención de esta historia a quien nos la relata: Oscar Yescas Domínguez?. ¿Por qué le llamó la atención?.
  • ¿Conoces historias reales similares?. ¿Qué nos enseñan con esos ejemplos?.
  • ¿Qué proceso seguir para aprender a ser solidarios?, ¿qué cualidades necesitamos desarrollar para vivir la solidaridad?.
  • ¿Cuál va a ser tu compromiso concreto de hoy para evidenciar que eres capaz de ser una persina solidaria?.

martes, 13 de septiembre de 2016

Circulo Vicioso

"Me gusta la gente capaz de entender que el mayor error del ser humano, es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón" (Mario Benedetti).

Muchas veces intentamos reprimir un pensamiento con el objetivo de que así va a desaparecer y contrariamente a lo esperado, lo que realmente hacemos es tenerlo más presente. Pongamos un ejemplo, si te digo que pienses en un perro verde lo tendrás en la cabeza, pero en unos minutos  se te irá de la cabeza, sin embargo si te digo que no pienses en el perro verde probablemente lo tengas más presente en la cabeza y te cueste más olvidarlo.
Cuando este tipo de pensamientos son los que tenemos cotidianamente, les estamos otorgando más importancia de la que realmente tiene y esto a su vez favorece que la aparición sea más frecuente e intensa.
Ante un pensamiento "negativo" que sea recurrente, estamos generando una reacción emocional que nos genera malestar (tristeza, irritabilidad, ansiedad, etc.) y esto a su vez influye en nuestras conductas, ya que no actuamos igual si estamos contentos que si estamos enfadados y por su puesto pueden aparecer las temidas consecuencias.
El problema viene cuando intentamos sacarlo de la cabeza reprimiéndolo, porque nos está generando malestar y esto causa el efecto contrario, lo aumenta. Los pensamientos son solo pensamientos y tenemos que aprender a gestionarlos para que ellos no se hagan con el control de nuestras emociones. Por más que pensemos que nos va a tocar la lotería, no nos va a tocar, no por pensar más en una cosa se va a hacer realidad.
A lo largo del día se nos vienen a la cabeza muchos pensamientos y una gran parte de ellos conforme vienen se van, rápido, porque nos damos cuenta de que son una "tontería".
En primer lugar, tenemos que aprender a diferenciar las preocupaciones reales de lo que son "falsas alarmas", reflexionar si esos pensamientos que tenemos rondándonos la cabeza tienen una preocupación real o no, por ejemplo una persona con fobia a los perros ve un perro a lo lejos e interpreta que ese perro es una amenaza y que le va a atacar a pesar de que el perro esta atado, con bozal y está a lo lejos, por lo que la persona se empieza a poner nerviosa o sentir ansiedad.
Al discriminar, estamos marcando una diferencia, ya que estamos reeducando nuestra manera de interpretar los sucesos y por lo tanto, aprendemos a regular las emociones. Desechamos las "falsas alarmas" y por lo tanto desechamos todos esos malos ratos que nos hemos llevado.
Es importante aprender a identificar las falsas alarmas, analizar si es tan importante esa preocupación y ver qué es lo que podemos hacer para solucionarlo. En el ejemplo anterior de la persona con fobia a los perros, si se para a pensar que el perro está atado, tiene un bozal puesto y está a lo lejos, la persona se va a dar cuenta de que no es una amenaza y ante esta interpretación no aparecerá ansiedad o en el caso de que aparezca será de menor intensidad, porque se ha dado cuenta de que ha sido una falsa alarma.
Tenemos que escuchar qué es lo que nos quieren decir las emociones que surgen de nuestro cuerpo cuando revivimos el suceso, cada emoción es adaptativa, es decir, nos mantiene en sintonía con los sucesos que vivimos. Por ejemplo en un funeral, la emoción adaptativa es tristeza, no tiene sentido estar alegre, tenemos que aprender a escucharnos para saber cómo nos encontramos, que es lo que nuestro cuerpo nos pide y ver qué importancia le estamos dando a las cosas.
Una vez que tenemos solución a esos problemas planteados, podemos dejar de preocuparnos y ponernos en acción, probablemente a veces nos equivoquemos o tropecemos y tengamos que buscar otra solución, pero tenemos que ver las cosas con la importancia que se merecen para poder tener "salud emocional".
A veces también es frecuente que alguno de nuestros pensamientos o preocupaciones no tengan solución porque tienen que ver con hechos del pasado, en este caso tenemos que ver que error o errores hemos cometido, porqué hemos actuado así (a lo mejor no teníamos otra opción) y aprender de esa situación. No tiene sentido seguir machacándote por algo que no se puede cambiar, pero si tiene sentido que puedes aprender algo para que en un futuro no vuelva a pasar.

El problema no son los pensamientos, sino quedarnos enredados en ellos.

Cuestiones para reflexionar:

  • ¿Cuáles son mis pensamientos recurrentes?
  • ¿Qué pensamientos pertenecen a hechos pasados?
  • ¿Qué puedo aprender de ellos?
  • ¿Qué me han enseñado?
  • ¿Cuáles de mis pensamientos actuales tienen realmente importancia?
  • ¿Cuáles son las soluciones que puedo aportar?
  • ¿A qué otros pensamientos les estoy otorgando más importancia de la que realmente tiene?


domingo, 11 de septiembre de 2016

Tras los golpes de la vida

William Shakespeare dejó escrito que "no hay otro camino para la madurez que aprender a soportar los golpes de la vida".
Porque la vida de cualquier hombre, lo quiera o no, trae siempre golpes. Vemos que hay egoísmo, maldad, mentiras, desagradecimiento. Observamos con asombro el misterio del dolor y de la muerte. Constatamos defectos y limitaciones en los demás, y lo constatamos igualmente cada día en nosotros mismos.
Toda esa dolorosa experiencia es algo que, si lo sabemos asumir, puede ir haciendo crecer nuestra madurez interior. La clave es saber aprovechar esos golpes, saber sacar todo el oculto valor que encierra aquello que nos contraría, lograr que nos mejore aquello que a otros les desalienta y les hunde.
¿Y por qué lo que a unos les hunde a otros les madura y les hace crecerse?. Depende de cómo se reciban esos reveses. Si no se medita sobre ellos, o se medita pero sin acierto, sin saber abordarlo bien, se pierden excelentes ocasiones para madurar, o incluso se produce el efecto contrario. La falta de conocimiento propio, la irreflexión, el victimismo, la rebeldía inútil, hacen que esos golpes duelan más, que nos llenen de malas experiencias y de muy pocas enseñanzas.
La experiencia de la vida sirve de bien poco si no se sabe aprovechar. El simple transcurso de los años no siempre aporta, por sí solo, madurez a una persona. Es cierto que la madurez se va formando de modo casi imperceptible en una persona, pero la madurez es algo que se alcanza siempre gracias a un proceso de educación —y de autoeducación—, que debe saber abordarse.
La educación que se recibe en la familia, por ejemplo, es sin duda decisiva para madurar. Los padres no pueden estar siempre detrás de lo que hacen sus hijos, protegiéndoles o aconsejándoles a cada minuto. Han de estar cercanos, es cierto, pero el hijo ha de aprender a enfrentarse a solas con la realidad, ha de aprender a darse cuenta de que hay cosas como la frustración de un deseo intenso, la deslealtad de un amigo, la tristeza ante las limitaciones o defectos propios o ajenos..., son realidades que cada uno ha de aprender poco a poco a superar por sí mismo. Por mucho que alguien te ayude, al final siempre es uno mismo quien ha de asumir el dolor que siente, y poner el esfuerzo necesario para superar esa frustración.
Una manifestación de inmadurez es el ansia descompensada de ser querido. La persona que ansía intensamente recibir demostraciones de afecto, y que hace de ese afán vehemente de sentirse querido una permanente y angustiosa inquietud en su vida, establece unas dependencias psicológicas que le alejan del verdadero sentido del afecto y de la amistad. Una persona así está tan subordinada a quienes le dan el afecto que necesita, que acaba por vaciar y hasta perder el sentido de su libertad.
Saber encajar los golpes de la vida no significa ser insensible. Tiene que ver más con aprender a no pedir a la vida más de lo que puede dar, aunque sin caer en un conformismo mediocre y gris; con aprender a respetar y estimar lo que a otros les diferencia de nosotros, pero manteniendo unas convicciones y unos principios claros; con ser pacientes y saber ceder, pero sin hacer dejación de derechos ni abdicar de la propia personalidad.
Hemos de aprender a tener paciencia. A vivir sabiendo que todo lo grande es fruto de un esfuerzo continuado, que siempre cuesta y necesita tiempo. A tener paciencia con nosotros mismos, que es decisivo para la propia maduración, y a tener paciencia con todos (sobre todo con los tenemos más cerca).
Y podría hablarse, por último, de otro tipo de paciencia, no poco importante: la paciencia con la terquedad de la realidad que nos rodea. Porque si queremos mejorar nuestro entorno necesitamos armarnos de paciencia, prepararnos para soportar contratiempos sin caer en la amargura. Por la paciencia el hombre se hace dueño de sí mismo, aprende a robustecerse en medio de las adversidades. La paciencia otorga paz y serenidad interior. Hace al hombre capaz de ver la realidad con visión de futuro, sin quedarse enredado en lo inmediato. Le hace mirar por sobreelevación los acontecimientos, que toman así una nueva perspectiva. Son valores que quizá cobran fuerza en nuestro horizonte personal a medida que la vida avanza: cada vez valoramos más la paciencia, ese saber encajar los golpes de la vida, mantener la esperanza y la alegría en medio de las dificultades.

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué conclusiones obtienes tras la reflexión sobre este texto?.
  • ¿Qué cualidades destaca el autor como fundamentales para poder sobreponerse a las adversidades o dificultades?.
  • ¿Qué experiencias conoces -o has vivido- en las que han vivido -o has vivido- la necesidad de sobreponerse?. ¿Qué sentimientos se generaron cuando se observó que sí es posible superar esas dificultades?.
  • ¿Qué te propones en el día de hoy para poner en práctica actitudes que te lleven a sobreponerte en las dificultades en las cuales te halles ahora mismo?.

viernes, 9 de septiembre de 2016

17 ideas para el servicio

1.- "Antídoto para el aburrimiento es la acción entusiasmante del servicio". (Alicia Beatriz Angélica Araujo).
2.- "Si queremos un mundo de paz y de justicia hay que poner decididamente la inteligencia al servicio del amor". (Antoine De Saint Exupery).
3.- "El que quiera ser el más grande entre vosotros, que sea vuestro servidor". (Mateo 20,26)
4.- "Donde hay servicio, alguien está siendo servido". (Ayn Rand).
5.- "El mejor servicio que podemos prestar a los afligidos no es quitarles la carga, sino infundirles la necesaria energía para sobrellevarla". (Phillips Brooks).
6.- "El verdadero poder es el servicio. El Papa ha de servir a todos, especialmente a los más pobres, los más débiles, los más pequeños. (Papa Francisco).
7.- "Sin clientes ninguna organización empresarial existe. Entonces ¿por qué brindar un mal servicio?". (Félix Campoverde Vélez).
8.- "El que no sirve para servir, no sirve para vivir". (Madre Teresa de Calcuta).
9.- "No pueden servir a dos señores: a Dios y al dinero". (Mt 6, 24). 
10.- "Se es noble quien ayuda y es solidario. Se es responsable quien promete y cumple. Se es digno quien respeta y valora. Se es honesto quien no se miente a sí mismo". (Franko Castle de Montenegro).
11.- "El servicio sin humildad es egoísmo. (Mohandas Karamchand Gandhi).
12.- "Cristo vino a la tierra no para ser servido, sino para servir, y dar su vida para saldar la deuda de una multitud". (Marcos 10,45).
13.- "Servir, tanto al ejercer la autoridad como al obedecer, es reinar. (Pedro Maus). 
14.- "Quien pertenece a la verdad, jamás será esclavo de algún poder, sino que siempre sabrá servir libremente a los hermanos". (Benedicto XVI).
15.- "Dormía y soñaba que la vida era alegría, desperté y vi que la vida era servicio, serví y vi que el servicio era alegría". (RabindranathTagore).
16.- "Ser apóstol no sólo es un deber de la vida cristiana; es un camino privilegiado para descubrir el sentido pleno de la propia vida en el servicio a los demás". (Regnum Christi).
17.- "Si quieres ser servido, sirve". (Raimundo Lulio).

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué es el servicio según estas frases, cuáles son sus frutos y qué cualidades deben tener quienes quieran ejercer este valor?.
  • Para construir la respuesta a la anterior cuestión ¿cuántas frases de las expuestas has empleado para inspirarte?, ¿son todas del mismo autor?. ¿Qué nos enseña esto?.
  • ¿Qué crees que necesitas para ser una persona más servicial?. ¿Cómo podrías desarrollar o fortalecer este valor?.
  • ¿Cuál va a ser tu compromiso del día para ejercitar el servicio?.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

9 ideas con sentido

1.- Los mayores momentos de la vida vienen por sí solos. No tiene sentido esperarlos. (Thornton Niven).
2.- Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único. (Agatha Christie).
3.- A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto, y de pronto toda nuestra vida se concentra en un instante. (Oscar Wilde).
4.- La vida es una serie de colisiones con el futuro; no es una suma de lo que hemos sido, sino de lo que anhelamos ser. (Ortega y Gasset).
5.- Quien en la vida piensa que lo importante es el destino y no el viaje, es que todavía no se ha topado con el primero. (Arturo Felix).
6.- El hombre se autorrealiza en la misma medida en que se compromete al cumplimiento del sentido de su vida. (Victor Frankl).
7.- La vida no es una tecnología, ni una ciencia. La vida es un arte, has de sentirla. Es como el caminar por una cuerda floja. (Osho).
8.- La vida es aquello que te va sucediendo mientras tú te empeñas en hacer otros planes. (John Lennon).
9.- Vivir es nacer a cada instante. (Erich Fromm).

CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN Y EL DIÁLOGO:
  • ¿Qué conclusiones obtienes de la lectura del conjunto de estas 9 frases?. ¿Hay alguna o algunas de ellas que te llamen especialmente la atención?, ¿cuáles y por qué?.
  • Si alguien te preguntara: "¿Cómo sabes que tu vida tiene sentido?", ¿qué le contestarías?.
  • ¿Cómo darle sentido a la vida cuando te halles en un momento o situación que todo parece caído o tambaleándose?.
  • ¿A que te vas a comprometer hoy para que tu día sean 24 horas realmente vividas con sentido?.